Volver

5G como una Evolución y una Revolución: ¿Es 2020 el año del 5G?

¿Cuándo pasará de ser solamente un concepto y se convertirá en una realidad para todos?

5G (2).jpg

Mucho se habla de la tecnología 5G, pero lo que queremos realmente saber es ¿cuándo pasará de ser solamente un concepto y se convertirá en una realidad para todos? ¿Es 2020 el año del 5G? ¿De qué manera esta tecnología va a transformar los sectores empresariales? ¿Y una vez desplegado, qué otros servicios o tecnologías permitirá la velocidad y la capacidad del 5G?

Las principales ventajas, beneficios y posibilidades del 5G son ya bastante conocidas:

  • Velocidad: el 5G nos permitirá una descarga de hasta 20 gigas por segundo. Hoy, con el 4G, tenemos 150 megas por segundo, por ejemplo.
  • Latencia: el 5G nos aportará una latencia de entre 1 y 5 milisegundos en comparación de los 50 milisegundos que nos proporciona el 4G.
  • IoT: la posibilidad de aumentar a 1 millón de dispositivos conectados a la red, en contra de los 10 mil actuales con el 4G, nos permite pensar en el Internet de las Cosas y Smart Cities con una comunicación de datos instantánea.

El mundo empresarial será uno de los principales beneficiados por el 5G ya que podrán tener una mejor posibilidad de actuar a distancia (hay proyectos en la industria con maquinaria pesada, por ejemplo) con fábricas inteligentes e uso del IoT; mejor conectividad y movilidad; más capacidad y más volumen de datos; aumento de la productividad y la mejora de los procesos empresariales. ¿Podríamos, incluso, decir que con todo esto el 5G impulsará el tan hablado teletrabajo? Muy probable.

Como desafíos al despliegue del 5G, a parte del coste que vendrá en razón de la fuerte inversión que las empresas de telefonía tendrán que hacer en infraestructura para que la tecnología sea una realidad, el consumo energético también juega un papel importante. Se estima que el 5G demandará el triple de estaciones para llegar a tener la cobertura con la que cuenta hoy el 4G.

Y triple también es el consumo eléctrico que la estaciones necesitarán para el 5G en comparación con el consumo actual con el 4G. Totalizando un consumo 9 veces más grande ya que serán el triple de bases con el triple de consumo. Esto en un mundo que tiene una crisis climática por delante no es algo sencillo de solucionar. Por eso, para esta mayor demanda de energía deberíamos afrontarla con generación limpia y renovable para, así, no restar los beneficios traídos por el 5G.

Por lo tanto, considerando las ventajas y desafíos, ¿podemos decir que 2020 es el año del 5G? La respuesta es tan compleja como el despliegue de esta tecnología: sí y no. porque este será el año en el cual se iniciará el despliegue de esta tecnología pero, como toda nueva tecnología, será un proceso lento y gradual que hará con que las empresas empiecen a prepararse tecnológicamente para poder aprovechar de las oportunidades que les generará el 5G.

noporque hasta que el 5G sea una realidad muchos años pasarán. Con base en el informe de GSMA de 2018 vemos que el 4G es la principal red actualmente y que contará con 53% de las conexiones globales en 2025. En cambio, la ola del 5G debe llegar primeramente a los mercados norteamericano, asiático y europeo. Y, para 2025, debe llegar a 1.2 billones de conexiones, representado solamente el 14% de las conexiones globales, mientras crecerán muchísimo las conexiones de IoT llegando a 25 billones.

La infraestructura necesaria y el coste del despliegue del 5G nos hará esperar todavía bastante tiempo hasta que veamos los primeros pasos del 5G. Y también es muy importante tener en cuenta que el 5G no estará disponible en todos los lugares, pero estará enfocado principalmente en grandes zonas urbanas conglomeradas. Esto es tan sencillo como averiguar que el 4G todavía no está disponible en todos los lugares hasta hoy, por lo tanto, por mucho que se hable de esto, no podemos esperar que el 5G sea un hecho ni en 2020 ni en los próximos años.

Volver