Volver

ABB instala la primera subestación digital de 500 kV del mundo en América del Sur

La subestación permitirá a Enel Green Power suministrar electricidad libre de carbono desde la planta fotovoltaica más grande de Brasil de forma segura, confiable y sostenible.

Cuando ABB entregó la primera subestación digital de América Latina en Brasil en 2018, Enel Green Power tomó nota. La compañía, líder mundial en el sector de la energía verde, decidió digitalizar sus operaciones y procesos de activos para mejorar la eficiencia energética, reducir los costos de mantenimiento y aumentar el uso de soluciones sostenibles. La mayor accesibilidad a las señales y datos en el sitio permite a la compañía acelerar la toma de decisiones informadas y desarrollar soluciones en tiempo real para hacer frente a la fluctuación de energía en la irradiancia solar debido a los movimientos de las nubes.

En esta estrategia, la subestación digital de ABB parecía encajar perfectamente. Trabajando estrechamente con el cliente, ABB propuso varias alternativas de diseño e ingeniería para encontrar la mejor y más rentable solución que cumpla con los requisitos de Enel Green Power.

Descarbonizando la planta fotovoltaica más grande de Sudamérica

La subestación de ABB fue elegida por Enel Green Power para suministrar energía solar libre de emisiones a la red de transmisión de 500 kilovoltios (kV) de Brasil, desde la planta fotovoltaica (PV) solar de São Gonçalo, la mayor fotovoltaica solar de América del Sur, ubicada en Piauí, al noreste del país. Esta es la primera subestación digital del mundo para la clasificación de corriente alterna de 500 kV.

La primera sección de la planta, que tiene 475 MW, comenzó a producir energía en enero de este año. Cuando esté completamente operativa, podrá generar más de 1,200 GWh por año, eliminando más de 600,000 toneladas de emisiones de carbono al año.

La energía fotovoltaica está en auge en Brasil. La capacidad instalada superó los 3.000 MW en 2019, un 50 por ciento más que en 2018. Según ABSOLAR, la asociación comercial brasileña de la industria fotovoltaica, esto equivale a una inversión de $ 1.3 billones de dólares en la economía del país, lo que se traduce en 15,000 empleos. Dada la situación, los operadores de la red de hoy requieren soluciones digitales para hacer frente a la creciente cantidad de fuentes de energía renovables y distribuidas intermitentes que se integran en la red.

¿Qué es una subestación digital?

Las subestaciones digitales de ABB brindan a los clientes un mayor control y confiabilidad. Utilizan comunicaciones de datos digitales para transmitir continuamente datos de operación y estado de los activos, lo que permite una toma de decisiones más rápida y confiable. Ayudan a simplificar la implementación de estrategias de mantenimiento predictivo basadas en la condición mediante la aplicación de diagnósticos y servicios remotos. Con el uso de fibra óptica en lugar de cables de cobre, la tecnología de ABB permite que una subestación opere de manera más segura, con un menor tiempo de instalación y una reducción en el costo total de propiedad.

ABB entregó la primera subestación digital del mundo en 2009. Desde entonces, ha entregado más de 30 a empresas de servicios públicos e industrias de todo el mundo.

Volver