Volver

Tendencias 2021: ¿Qué le deparará el nuevo año a las empresas de Infraestructura Digital y cuáles so

¿Y ahora qué?

Ahora, con la llegada del 2021, los centros de datos siguen creciendo y adaptándose a las adversidades que ha supuesto la pandemia a nivel global. El despliegue del 5G, la aceleración y migración hacia entornos cloud, el aumento de la automatización, la seguridad o la IA han puesto de manifiesto la necesidad de que el mercado de almacenamiento siga adecuándose a un marco tecnológico cada vez más generalizado para las compañías. Las empresas siguen trabajando en los planes que durante el pasado año fueron trazando, con la vista todavía puesta en el coronavirus, pero con la lección más que aprendida para superar el bache que vivimos en 2020.

 

Por suerte para todos, las empresas tecnológicas tienen la intención y el interés de seguir trabajando incansablemente para que todo siga su curso ahora que la nueva normalidad se ha asentado en nuestras vidas; y como no podía ser de otra manera, desde DCD nos hemos puesto en contacto con los líderes de la industria para preguntarles sobre las tendencias que impactarán en el sector tecnológico en este 2021.

 

1.- Automatización, IA, Machine Learning y Monitoreo Remoto

Pensando en la automatización, la tendencia es clara: nos encaminamos hacia centros de datos cada vez más inteligentes y más automatizados. Los algoritmos de inteligencia artificial para la automatización de tareas y mantenimiento predictivo son cada vez más frecuentes en los centros de datos. Y se dibujan nuevos Software de automatización que permiten configurar un conjunto de switches como si fuera una única entidad, simplificando las tareas y operaciones diarias.

 

2.- Energía y sostenibilidad

A medida que la proliferación de centros de datos continúa y se acelera, especialmente en el espacio de hiperescala, los proveedores de nube y colocation se enfrentan a un mayor escrutinio de su uso del agua y la energía. Ampliar las conversaciones sobre el cambio climático y los vientos políticos cambiantes en los Estados Unidos y a nivel mundial solo aumentará el enfoque en la industria de los centros de datos, que representa aproximadamente el 1% del consumo total de energía del mundo.

 

2021 verá una ola de innovaciones centradas en la eficiencia energética en todo el ecosistema del centro de datos. La sostenibilidad ha dejado de ser solo una tendencia global clave de la cadena de suministro y en este año se convertirá en un imperativo.

En cada decisión de compra, las empresas tendrán en cuenta el impacto de esta sobre sus objetivos de huella de carbono. Y, debido a las nuevas iniciativas lideradas por el Foro Económico Mundial y la UE y dirigidas a la estandarización de los indicadores y la reducción del “blanqueo ecológico”, las empresas serán consideradas más responsables de sus esfuerzos.

 

En los centros de datos, la proliferación de la generación, el consumo y el almacenamiento de datos ha llevado a un uso energético insostenible. Según el Departamento de Energía de los Estados Unidos, los centros de datos consumen de diez a cincuenta veces más energía por superficie ocupada que los edificios de oficinas comerciales medios. Esto hace que la tecnología de almacenamiento de centro de datos ecológica sea fundamental para reducir las complejidades, los costes, la huella de carbono y los residuos de los componentes de la infraestructura necesaria para los datos modernos.

 

Por otro lado se prevé que el mayor avance se dará en la globalización del uso de baterías de Litio para los DC, principalmente la tecnología LFP que es la más segura para operación (no explosiva); y en relación a generación de energías renovables y sostenibilidad, se orienta fuertemente a la utilización de energía solar con sistemas de generación hibrida-solar altamente confiables y con celdas de almacenamiento de Litio que permitirán una operación confiable los 365 días del año aun en condiciones de baja radiación solar.

 

3.- Conectividad 5G

Cerca de 3.700 millones de personas (la mitad de la población mundial) no tienen acceso a Internet. El 5G y Wi-Fi 6 mejoran la velocidad y la latencia, llegando a zonas con escasa cobertura de fibra como las comunidades rurales.

 

La tele-medicina, la fabricación y la tele-enseñanza también se beneficiarán de la próxima generación de tecnología inalámbrica, que impulsará el crecimiento, la innovación y las oportunidades para millones de personas.

En 2021 el enfoque sobre el 5G se traslada al consumo de energía y la eficiencia energética: en esta etapa inicial de la planificación e implementación de 5G, la discusión se ha centrado correctamente en los principales beneficios de la tecnología (mayor ancho de banda y menor latencia) y las aplicaciones que permitirá. Pero a medida que los países comiencen a implementar su 5G en 2021, y los pioneros de la adopción comiencen a aumentar la amplitud y la escala, el enfoque cambiará a los aumentos considerables en el consumo de energía provocados por 5G y las estrategias para implementarlo más eficiente y eficaz. La densificación de la red necesaria para hacer realidad la promesa del 5G se suma inevitablemente al aumento de la demanda de energía, que se estima en 3,5 veces mayor que la del 4G.

 

4.- Infraestructura de Edge y Cloud Computing

En 2021, veremos un impulso continuo en las implementaciones de primer borde y una ola de innovaciones tecnológicas en la pila de infraestructura para abordar la mayor complejidad de escalar y orquestar de manera confiable la infraestructura distribuida en el borde.

 

Las arquitecturas de nube distribuida/ Edge Cloud aún están, en gran medida, en la fase de planificación y prueba, pero 2021 será un año clave para este modelo emergente y fundamental de nube, que está impulsado por el rápido crecimiento del 5G y los dispositivos conectados, el Internet de las Cosas, el fuerte aumento de las fuentes de datos creados en la Edge Cloud y por el hecho de que los Kubernetes se están convirtiendo en el estándar para la orquestación de aplicaciones de microservicios. Este modelo permitirá que las empresas gestionen componentes distintos en varias nubes y aprovechen el potencial de desplegar unos servicios informáticos mucho más personalizados, con la ventaja añadida de extraer valor de las fuentes de datos situadas en ubicaciones periféricas. Los sectores como la minería, el petróleo y el gas, y los servicios públicos, es decir, aquellos con unos elevados niveles de convergencia entre la tecnología de la información y la tecnología operativa y con una gran cantidad de datos creados en ubicaciones remotas y regionales, serán los primeros en sacar valor de la nube distribuida.

 

Conclusión

Lo que no sabemos a ciencia cierta es lo que ocurrirá este año. Pero lo que sí tenemos claro, y así nos lo han hecho saber lo expertos de las mayores empresas tecnológicas referentes con las que hemos hablado, es que están preparadas para cumplir sus objetivos y hacer frente a lo que haga falta, porque si han conseguido mantener la industria a flote y salir más fortalecida que nunca pese a la situación que hemos vivido este año, las previsiones no pueden ser más optimistas para todos.

 

Tendremos que esperar a que finalice el año para saber si hemos acertado en cuanto a los puntos que se han tratado. Pero de lo que estamos seguros es que las empresas están listas para seguir dando todo de sí mismas para que el 2021 sea todo un éxito para todos.

 

 

 

ACERCA DE INGEAL

Ingeal es un integrador en Infraestructura física para Data Center y Aplicaciones Críticas Sostenibles con un portafolio que involucra productos y servicios de tecnología de punta con más de 32 años de experiencia en Colombia. Dentro de las líneas que representa se encuentran RITTAL, APC, MGE, Uniflair, Ecostruxure todas de Schneider Electric, ABB, Vertiv, Canatal y Leviton. Sus diseños y soluciones se caracterizan por mitigar los impactos en el cambio climático del planeta por lo que participa activamente en asociaciones mundiales como ASHRAE, ACAIRE, BICSI, AFCOM, ACIEM, THE GREEN GRID, e IEEE.

Volver